Contabilidad

Servicios de contabilidad

Contabilidad empresarialMínimaÓptimaPremium
Acceso a una plataforma de contabilidad las 24 horas

Aplicación para subir facturas y recibos

Disposición de herramientas de facturación en línea

Teneduría de libros y declaración de impuestos

Asesoramiento y apoyo fiscal individual

Cuentas bancarias conectadas a la plataforma

Tesorería y consolidación bancaria

Representación ante las autoridades fiscales

Gestión en las inspecciones fiscales

IMPUESTOS PERSONALESMínimosÓptimosPremium
Confirmación del borrador de la declaración

Preparación de la declaración estándar

Preparación de la declaración elaborada

Entorno fiscal

El sistema fiscal español está organizado en tres niveles diferentes (entidades estatales, comunitarias y locales) y todas ellas pueden establecer y recaudar impuestos por ley y constitución. Debido a esto, hay varias instituciones, cada una con sus propios reglamentos, procedimientos y sistemas, con las que hay que tratar.

En general, la presión fiscal en España está por debajo de la media de la UE, pero hay una distribución desigual entre individuos y pequeñas empresas por un lado, que proporcionalmente pagan más, y, por otro lado, grandes empresas que (de forma controvertida) gozan de exenciones fiscales, bonificaciones y vacíos legales.

En consecuencia, la eliminación de beneficios para las grandes corporaciones y las medidas contra la corrupción y la evasión fiscal son temas candentes en la agenda política española.

Fiscal Environment
Fiscal Obligations

Obligaciones fiscales

Una de las primeras cosas que se debe hacer al comenzar una actividad económica es registrarse en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores y declarar los impuestos que está legalmente obligado a pagar. Esto debe hacerse antes o justo después del inicio del negocio.

Tanto las empresas como los autónomos tienen la obligación de tener y mantener cuentas de acuerdo con el Código de Comercio español y el Plan General de Contabilidad y presentar las declaraciones de impuestos correspondientes. A diferencia de las empresas, los autónomos no están obligados a depositar y legalizar sus cuentas anuales.

Las empresas presentan su declaración del Impuesto de Sociedades en julio y los autónomos presentan la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en junio. Otras obligaciones consisten en declarar el IVA pagado y recibido, las retenciones practicadas, las operaciones intracomunitarias de la UE y las operaciones con terceros superiores a 3.000€, entre otros.

Impuestos

Actualmente, el Impuesto de Sociedades es del 25%, los dividendos se encuentran entre el 19% y el 23% y el Impuesto sobre la Renta es progresivo hasta el 45%. Se pueden aplicar reducciones y bonificaciones. El tipo normal de IVA aplicado es del 21% con tarifas reducidas del 10% y del 4%, según el tipo de productos o servicios concernientes.

Si se encuentra en España más de 183 días al año o su núcleo económico o familiar reside en el país, se le considera residente fiscal. En este caso, deberá declarar y pagar impuestos sobre sus ingresos y activos mundiales, y deberá presentar una declaración de impuestos en España. Sin embargo, se pueden aplicar reglas especiales.

Un no residente podría estar obligado pagar impuestos por los ingresos recibidos o los activos ubicados en el país. Esta tributación dependerá del Convenio de Doble Imposición entre España y el país de residencia y puede incluir el impuesto local sobre bienes inmuebles, el impuesto sobre la renta de no residentes y el impuesto sobre el patrimonio neto. Las reglas que se aplican para residentes de la UE suelen ser más suaves en comparación con el resto del mundo.

La “Ley Beckham” es una ley fiscal española que se aprobó en 2005. Con la Ley Beckham, un expatriado puede solicitar el pago de impuestos de acuerdo con un régimen especial aplicable a los empleados desplazados para trabajar en España, lo que significa que solo tributarán sobre los ingresos que obtienen en España, sujeto a una tasa impositiva fija del 24%.

tax
hacienda

Hacienda

La Agencia Tributaria (AEAT) conocida popularmente como “Hacienda” es la entidad estatal responsable de recaudar impuestos de acuerdo con los principios constitucionales de igualdad, progresividad y capacidad económica. También es una de las autoridades fiscales más avanzadas de Europa en materia de digitalización y Big Data, por lo que no es buena idea engañar al recaudador de impuestos en España.

Hacienda detecta rápidamente las incoherencias en las declaraciones de impuestos e impone multas y pagos de intereses además de los impuestos adeudados. Las inspecciones fiscales son frecuentes y la responsabilidad de demostrar que todo está en orden recae en el contribuyente. Puede requerir mucho tiempo reunir toda la información para argumentar correcta y oportunamente su caso con Hacienda.

Como España tiene un déficit crónico que está bajo escrutinio por parte de la UE, Hacienda es rápida en cobrar y lenta en pagar. Se recomienda asistencia profesional para recuperar el dinero del estado.

¿Listo para hablar?

Hablemos ahora